En Inglés | El Menú | Dona Ahora

El Medio Ambiente

Decidí echar raíces en Suffolk Country después de conocer a mi esposa Lisa, a principio de los años 90s. Somos muy afortunados de vivir en un paraíso en el bosque, rodeados de lindas playas y reservas, las cuales son la vida económica para las comunidades de North Fork, South Fork y Brookhaven. Desafortunadamente estos grandes tesoros están siendo amenazados por un medio ambiente cambiante, y debemos llevar a cabo varias acciones para protegerlos si es que queremos compartir la belleza de nuestro condado con las futuras generaciones.

Nuestro distrito tiene dos preocupaciones medioambientales urgentes que debemos tratar. La primera es la erosión de la costa, como resultado de la subida de nivel del mar, la cual está comenzando a dañar hogares y negocios. No sólo debemos seguir varios pasos para mitigar el clima cambiante, sino también trabajar con los residentes de la costa y las empresas, de manera que se construya infraestructura resistente que fortalezca su sustento. El calentamiento global es una realidad y en Long Island los resultados se sienten de manera directa. Al habernos retirado del Acuerdo de París, Donald Trump, con el apoyo de Lee Zaldin nos está llevando en el dirección equivocada.

Segundo, debemos proteger nuestra fuente de agua para asegurar que los desperdicios de nitrato sean tratados adecuadamente de manera que no polucionen nuestros cuerpos de agua. Hay tres capas en nuestra reserva de agua; la primera ya está contaminada, la segunda está siendo contaminada y la tercera es una reserva que no queremos tocar. El manejo de deshechos y las alcantarillas son un asunto serio en el condado de Suffolk, los cuales requieren de cooperación de los gobiernos locales, estatales y del federal. Si permitimos mucho nitrato en los suelos destruimos los ecosistemas de los cuales dependemos. La protección a las aguas de Long Island es esencial tanto para nuestra economía como para nuestra calidad de vida.

Los asuntos medioambientales afectan a toda la región, desde Brookhaven hasta Montauk y todo lo que queda en medio. Como congresista lucharé por la protección de nuestro medio ambiente y será una prioridad importante a nivel federeal. El condado de Suffolk necesita de buenos empleos, pero sin un medio ambiente saludable, esos empleos no llegarán allí.