En Inglés | El Menú | Dona Ahora

Enfrentando la Epidemia Opioide

Los opioides están destruyendo a las comunidades a lo largo del país, incluyendo nuestro Condado de Suffolk. Para combatir la crisis, el gobierno federal debe realizar varias acciones, ya sea a través de una ley del Congreso, una orden ejecutiva o mediante una combinación de ambas. Éstas incluyen limitar la distribución inicial de drogas, proveer de tratamiento y consultas para quienes sufren de la adicción, expandir el acceso a la rehabilitación y ayudar a las fuerzas del orden a enfrentar la crisis.

Es indignante que las compañías farmacéuticas sean muy a menudo parte del problema y no de la solución. No hay razón alguna por la que las compañías farmacéuticas impulsen las pastillas opioides para el dolor cuando hay alternativas más seguras. Los médicos no deberían poder prescribir libremente y distribuir opioides de la manera en que lo hacen. Debemos educar a la gente sobre la gravedad de la crisis. También debemos bajar el costo de naloxone de manera que quienes dan los primeros auxilios, desde los pueblos grandes a los pequeños, puedan portar esta medicina que salva vidas.

La “Ley que Asegura el Acceso al Paciente y el Control Efectivo de Drogas” debe ser abolida. Está haciendo más mal que bien. Esta es una instancia en la que las grandes compañías farmacéuticas engañaron al Congreso al lograr que se requieran más pruebas para interceptar los envíos de pastillas para el dolor a compradores sospechosos. Revocar esta dañina legislación es un paso importante, pero el Congreso se rehúsa a actuar. Nuestro país ha avanzado significativamente al haber superado el sentimiento de culpa a las victimas que sufren de la adicción opioide, pero no es suficiente. Debemos invertir recursos, tiempo y hacer el esfuerzo necesario para enfrentar esta crisis. En el largo plazo debemos reducir la disponibilidad de éstas drogas y confrontar las causas de la crisis que ha llevado al aumento del abuso de opioides en los Estados Unidos.

Finalmente, debemos tener como misión la defensa de la Ley de Cuidado de Salud Asequible. A través de la expansión de Medicaid y de la eliminación de topes de por vida, el ACA ha ayudado a financiar tratamientos con opioides para millones de Americanos. El plan actual de los Republicanos de eliminar ACA cortaría el financiamiento de Medicaid, y cortaría el acceso a servicios esenciales de salud para aquellos que están luchando contra esa adicción. Si su plan hubiera sido aprobado, éstos pacientes se quedarían con primas impagables y lo más probable sería que no tendrían ningún tipo de cobertura para pagar este tratamiento.