En Inglés | El Menú | Dona Ahora

Salud

El acceso a la salud es un derecho básico, pero está siendo atacado por Donald Trump y por los Republicanos como Lee Zeldin. En los últimos meses, han puesto en peligro las vidas de millones de Americanos y de miles de ciudadanos de Long Island al intentar revocar la Ley de Cuidado de Salud Asequible. El nuevo plan por el que Zeldin votó, en realidad impondrá un “impuesto a la edad,” discriminando injustamente a los Americanos mayores cobrándoles cinco veces más que a los Americanos más jóvenes.

La revocación de la Ley de Cuidado de Salud Asequible no ayudará a los Americanos, no salvará vidas, y no reducirá costos en el cuidado de la salud. El ACA (siglas en ingles de la Ley de Cuidado de Salud Asequible) tiene defectos, pero debemos construir sobre sus fortalezas y corregir sus debilidades – y no dejar sin seguro de salud a millones. La única manera de arreglar los problemas de salud de nuestro país es trabajando con quienes opinan de manera distinta.

En el congreso, lucharé para estabilizar los intercambios de seguros a través de reformas bipartidistas, de manera que podamos incrementar el número de personas con seguro de salud y reducir las primas para todos los Americanos. En el corto plazo, priorizaré el mantenimiento de subsidios para estabilizar el sistema y para mantener a las personas saludables inscritas. Creo que la opción pública es la única respuesta real y de largo plazo que asegura que los Americanos tengan acceso al cuidado de la salud universal, al menor costo posible para el país.